Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

4 usuarios han respondido a esta entrada

1.
Merari Dijo : lunes 13 de agosto de 2018 a las 7:01 pm    

Mi socorro también viene de lo alto.
Que hermoso escrito querido Nelson, tremenda reflexión, me conmovi al leerla, de la aflicción es que podemos extraer los mejores consejos, aleluya, se que muchos van hacer edificados con su mensaje, entre ellos yo.
Mi caluroso saludo, hermano, abrazos a su linda familia.

2.
Nelson Baires Dijo : martes 14 de agosto de 2018 a las 8:47 pm    

Gracias por sus palabras querida Merari, me son de aliento.

Como Cristianos y creyentes en el Cristo que murió en la Cruz por nuestros pecados para salvación eterna de nuestras almas, somos llamados a vivir cada día en reflexión constante de nuestras almas, para así poder ver la gloria De Dios en todo lo bueno que nos rodea.

El cristiano verdadero tiene que estar alerta y no ser hayado durmiendo o distraído, Más en todo ver la gloria De Dios y usarla para nuestra ventaja y bendición.

De nuevo mi agradecimiento hermanita Merari, y sigamos orando los unos por los otros para que Dios nos siga dando la fe para seguir fieles en Su camino.

Que haya bendición,

NB

loria a Dios hermanita Merari.

3.
Zandra Dijo : jueves 23 de agosto de 2018 a las 3:19 am    

mi querido y buen amigo, se me borro todo lo que había escrito así que ahora solo ira condensado (jajjaj) muchas gracias por sacar de tu experiencia este escrito tan lindo, cuídate mucho mi amigo bendiciones

4.
Nelson Baires Dijo : jueves 23 de agosto de 2018 a las 6:35 pm    

Ay mi hermanita querida! Me has hecho gozar un rato jijiji

Gracias por la buena intención, y gracias por tus palabras de ánimo. Dios te siga bendiciendo y cuidando en todo.

Te recuerdo siempre con mucho cariño, por favor salúdame a tu bella familia.

Que haya bendición ,

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook