Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

8 usuarios han respondido a esta entrada

1.
Judith Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 8:40 am    

Querido Doctor,
¡Qué gran verdad y que bien expuesta! Lo importante es entregarle el corazón a Jesús, que Él se encarga del resto… Esta seguridad me ha bendecido durante toda mi vida, y aunque en ocasiones y como ser humano que soy, me he sentido amendrentada por todos esos fenómenos naturales y otros (no tan naturales) que llegan a nuestra vida como terremotos inesperados y nos afectan de mil maneras, lo cierto es que saber que Jesús tiene el control, me ha devuelto la calma, la fe y la esperanza, de que todo va a mejorar, pues en Él tengo seguridad y paz, aun en medio de la más grande tormenta. ¡Gloria sea a su santo nombre hoy y por siempre! Gracias por compartir todos estos datos interesantes y por recordarme lo más maravilloso de la vida, Él se encarga del resto… Dios te siga usando para Su gloria. Saludos cariñosos para ti y para tu esposa e hijos.

2.
Merari Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 12:00 pm    

Tremendo el mensaje Doctor, el comentario de Judith lo siento como mío, saber que Jesus esta en control, me ha devuelto la calma en toda clase de tormenta que llegan a nuestra vida inesperadamente. Mi corazón se lo entregue a Jesús, lo demás se lo dejo a Él.
Gracias Doctor por este contundente enfoque.
Un abrazo

3.
nelson baires Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 8:57 pm    

Mi muy apreciado hermano Sergio, es un gusto poder escribir estas cortas letras.
Su mensaje es uno lleno de esperanza y confianza para mi, pues dejandole todo al Senor yo he experimentado una vida llena de paz.

Gracias mi amigo,

Que haya bendicion,

NB

4.
Liccy Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 10:44 pm    

Querido Doctor, ¡Cómo me asustan esos temblores de la tierra!! Y más cuando recuerdo el relato bíblico que se abrió y se tragó a unos cuantos desobedientes… Me alegro de no haber estado nunca en un temblor de tierra 🙂
Gracias por estas buenas explicaciones y por recordarnos de la necesidad de estar a cuentas con Dios, porque Su venida está cerca.
Dios te siga bendiciendo en todo a ti y a los tuyos.

5.
Dr. Sergio Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 11:03 pm    

Muy querida Judith: Ahorita supe por Liccy que había salido este enfoque, y es que tengo tiempo para contestar tu interesante y muy contundente comentario. Que bien expresas lo que sientes, y más traspalando a la vida espiritual lo que se experimenta en la parte física del globo terráqueo. Definitivamente valió la pena escribir solamente por saber cuantas cosas hermosas e interesantes abordas con tus expresivas palabras. Llegue de parte de mi esposa y a nombre mío, mi cariñoso saludo a tus padres, a Kevin que tengo muchos deseos de verlo, a ti y la chica más pequeña. Dios te bendiga.

6.
Dr. Sergio Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 11:07 pm    

Mi querida Mera: Que sentimientos más intensos se columbran en tus palabras escritas. Eres extrovertida en tus expresiones que hacen de un lector algo agradable disfrutarlas. Gracias por tu edificación con mis opiniones modestas, y como siempre mi Dulcinea y yo recordamos y amamos. Mis afectos especiales a mi amigo Daniel.

7.
Dr. Sergio Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 11:11 pm    

Querido hermano amigo Nelson: No sabes cuanta alegría me produce verte entrando en el rincón. Gracias por tus palabras que se cuanto esfuerzo tienes que hacer para escribirlas, por eso las aprecio tanto. Tu paz me regocija y con estas líneas recibe todo el aprecio de quien mucho se honra de tu amistad. Mi esposa te saluda y besitos al Mitchel.

8.
Dr. Sergio Dijo : martes 29 de abril de 2014 a las 11:16 pm    

Querida Liccy: Los temores a esos desastres están en todos los humanos, no estoy excepto y participo de tus sentimientos. Si he estado donde tiembla la tierra y es muy desagradable la experiencia. Yo oro porque estas líneas no caigan al vacío y muchos puedan comprender la evidente cercanía de Jesús por estas terribles señales. Gracias y mis afectos reiterados a mi familia, que es la tuya. Les quiero.

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook