Hablemos de pavos…

Tenemos ya bastante cerca el Día de Acción de Gracias, en el cual después de ir a la iglesia y dar gracias a Dios por todas sus bondades, nos reunimos con nuestras familias y disfrutamos de una sabrosa cena en la que no puede faltar el tradicional pavo.  La Chef del Rincón, Merari Martines, nos ha dado muy buenas recetas para cocinarlo, así que ya no nos preocupamos por eso. Yo hice mis investigaciones y voy a hablarles de su valor nutricional.

El pavo tiene mucha proteína. 4 onzas de pavo tienen 32 gramos de proteína, que es el 65% de lo que se requiere comer al día. Esta cantidad de proteína hace que la comida se mueva en el tracto digestivo ni muy lento ni muy rápido y eso permite que los niveles de azúcar en la sangre se mantengan estables.

Vitaminas y nutrientes. El pavo nos da mucha vitamina B, B1 y B6, fósforo, zinc, calcio, potasio y selenio. Tiene mucho ácido fólico. Todas estas vitaminas ayudan a nuestro sistema inmunitario, nos da energía, es bueno para las tiroides, nos protege del cáncer, de enfermedades cardiacas y regula la presión arterial.

Bajo en grasas y calorías. El pavo tiene solamente un gramo de grasa por onza de carne. Es la carne que menos grasa tiene. Es también más baja en calorías que cualquier otra carne.

Bajo en colesterol malo. La carne del pavo es extremadamente baja en colesterol y tiene menos grasa saturada que cualquier otra carne.

No olvidemos dar gracias a Dios cada vez que nos sentemos con nuestras familias a cenar por haber provisto alimentos tan especiales para nuestra nutrición y salud. Y recordemos tambien compartir con los más necesitados.