Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

5 usuarios han respondido a esta entrada

1.
Judith Dijo : jueves 1 de noviembre de 2012 a las 4:08 pm    

Querida Caridad, gracias por compartir con nosotros estos hermosos recuerdos de la infancia de tus hijos, con un testimonio tan lindo del cuidado de Dios. Esto es tan alentador… Me encanta!!! Besitos

2.
Liccy Dijo : jueves 1 de noviembre de 2012 a las 6:11 pm    

Querida Caridad, ¡ese tenía que ser mi ahijado!
Amigos del Rincón, ese Miguel de la anécdota es mi ahijado y tengo el gusto de presentárselos con mucho orgullo 🙂
Gracias por compartir esta agradable anécdota con nosotros, Caridacita.
Besitos

3.
Milca Dijo : jueves 1 de noviembre de 2012 a las 10:17 pm    

Gracias querida Caridad, escritos como estos nos hacen exclamar ¡Gracias Señor! por el cuidado especial que das a tus hijos. Bendiciones y sigue edificándonos con tus bellos aportes al Rincón de Amistad. Te quiero.

4.
Merari Dijo : viernes 2 de noviembre de 2012 a las 1:17 am    

Qué hermoso testimonio Caridacita, quería que no se acabara, me gusto mucho la forma que lo expones, que maravilloso es nuestro Dios, siempre está a nuestro lado guardándonos del mal.
Besitos

5.
caridad Dijo : viernes 2 de noviembre de 2012 a las 8:51 pm    

Hola queridas amigas, Judith, Liccy, Milca y Mera, gracias, tienen mucha razón, que buen dios tenemos que nos cuida, a pesar, las penurias que una pasa en la vida, los hijos que Dios nos dió, son una bendición, yo no cambiaria mi vida por nada, aunque pobre, económicamente, muy rica en bendiciones de Dios, las quiero mucho, Mera, me encanta tu programa la música, y esas lecturas de nuestra querida Liccy, te felicito de corazón, y que dios te siga bendiciendo, besitos

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook