Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

9 usuarios han respondido a esta entrada

1.
Merari Dijo : jueves 6 de octubre de 2011 a las 2:08 pm    

Apreciado Dr. Como todo lo que escribes, esta lectura me cautivó, y le di alas a mi mente y me encontré con la mujer de Lot, y le pedí a Dios que me dejara llegar a la Canaán prometida, que ya se acerca, gracias Sergio por todo lo que aprendemos con tu enfoque, espero la continuación, que creo sea tan buena, como la primera parte.
Bendiciones Dr. Espero estés mas consolado, salúdame a tu querida esposa e hijos.
Te queremos

2.
Judith Dijo : viernes 7 de octubre de 2011 a las 11:50 pm    

Hermano Sergio, ¿sabes algo que me admira mucho? La forma tan sabia que tienes para tomar un sencillo (al menos para mí) versículo de la Biblia, que no aparenta decir mucho, y convertirlo en una lección de historia, en un llamado a la reflexión, y en un relato interesante de la antigüedad… ¡qué hermoso talento! Gracias por compartirlo con nosotros en el Rincón. Espero ansiosamente el final de esta hermosa historia. Dios te siga usando para bendición de tantos. Desde Miami, la ciudad mágica, recibe mi caluroso saludo y afecto. Judith

3.
Liccy Dijo : sábado 8 de octubre de 2011 a las 4:06 pm    

Qué tristeza nos da ver a los que se quedan a mitad del camino, después de haber hecho grandes sacrificios y vencer obstáculos, se desaniman, o se dejan engañar y no llegan a la meta. Como tan bien dices: «No hay mayor tragedia que esta: …Salir y no llegar, comenzar y no terminar…». Dios nos libre y nos conceda llegar a la patria celestial.
Gracias Doctor por estas contribuciones tan valiosas.
Bendiciones para ti y los tuyos.

4.
Yuni Dijo : lunes 10 de octubre de 2011 a las 9:26 am    

hermano sergio, no he podido terminar de leer porque mi nieto no me deja, pero no podia dejar de escribir, realmente hermoso y cautivador, como nos ensena y recuerda cosas sencillas como dice judita, pero que grande lo que representa, hay que hacerle un libro, es imposible que estas cosas queden sin estar en un solo lugar para disfrutarlas a gusto, bendiciones y carinos a su esposa.

5.
Sergio González Dijo : jueves 20 de octubre de 2011 a las 7:25 pm    

Querida Mera:
Cuando leo tus comentarios siento el aprecio y la estima de un ser que Dios creó para bendecir brindando consuelo, llenando de esperanzas a los que tiene la dicha de conocerte o apreciar tus virtudes. Gracias por todo lo que expones. He recibido tu ramillete de bendiciones, y debes saber que mis modestos conocimientos siempre estarán al alcance de los que puedan compartir ese hijo de entrañas nobles, que es vuestro Rincón de Amistad. Si algo de bondad puedo dejar a mi paso por la vida, no he vivido en vano. Dios te bendiga a ti y a los tuyos.

Muy apreciada Judith:
Me honran mucho tus palabras, porque columbras algo que apenas veo en mí, pero si tú lo dices, lo acepto humildemente. Eso que te admira es parte de muchos maestros y teólogos que me han enseñado a buscar y mirar donde otros no ven. Eso es exégesis y es parte de la Hermenéutica, o sea, la ciencia de la interpretación de los textos, de la cual soy profesor hace años, que me permite hurgar y encontrar detalles que aunque visibles, a veces no son observados. Te confieso públicamente algo que quizá te admire o extrañe: Yo no leo la Biblia como otros tradicionalmente lo hacen de carretilla o tantos capítulos al día…YO ESTUDIO LA BIBLIA Y PUEDE SER QUE ME PASE HORAS, DÍAS O SEMANAS EN UN TEXTO O VERSÍCULO CONSIDERÁNDOLO Y APRECIANDO SUS INTIMIDADES. Ese es el encanto, la virtud o el secreto, si es que hay. Gracias por tus alentadoras palabras y un cariñoso saludo a todos los tuyos en la ciudad del Sol.

Querida Liccy:
Cuando prediqué este sermón del cual derivó el escrito, lo hice pensando en tantos detenidos en el tiempo presente, y tantos que han muerto en Harán, y otros que regresaron a Ur. Este es un mensaje de aliento y un acicate para aquellos que andan despreocupados por la vida, y que salimos y debemos llegar a cualquier precio Dios mediante. Gracias por tus estímulos y por hacerme parte de este mundo de amor. Un abrazo de oso para los tuyos.

Muy distinguida Yuni:
Gracias mil por sus opiniones. Pienso que es buena idea la del libro, pero que debo seguir escribiendo para acumular bastante material. Si se fija, de un pequeño detalle la vida nos trae una hermosa lección. Jesús, el Maestro de los maestros hacía con sus recursos de la prosa, anécdotas, metáforas, parábolas, sinécdoques, entre otras y todas sencillas y aplicables a su mundo. Gracias por su aprecio y porque dispone de su valioso tiempo para compartirlo junto a los que aportamos ideas para el Rincón. Dios le bendiga a Ud., a Benjo y a sus hijos y nietos.

6.
Jose Dijo : domingo 4 de octubre de 2015 a las 6:06 pm    

Maravilloso permitame usar parte de sus palabras para colocarlas en un libro que estoy escribiendo. Con su nombre por supuesto. Son realmente inspiradoras Gracias

7.
Dr.sergio Dijo : martes 6 de octubre de 2015 a las 7:29 am    

Hermano José: Si le es útil mi parecer, lo veo como un privilegio y bendición para que otros puedan conocer del Eterno amor del Padre. Dios le bendiga.

8.
Oscar Bereita Dijo : domingo 17 de julio de 2016 a las 3:30 pm    

Sr. Sergio González :
Le comento que en la antigüedad existían otras rutas comerciales para unir Ir con Canaan sin necesidad de pasar por Harán. Tal es la ruta comercial que unía Babilonia con Al-Rutba y Damasco, q era mucho más directa y q muchos años después se la conocería como la ruta de los Reyes cuando fueron llevados cautivos a Babilonia.
La Biblia no especifica el porqué fueron a Harán (aunque hay algunas hipotesis al respecto), el mensaje recién lo recibe Abran al ya haber pasado un tiempo de la muerte de su padre.

Saludos y bendiciones!

9.
Tito Dijo : miércoles 6 de noviembre de 2019 a las 10:41 pm    

Me gustaría conocer sobre Génesis capítulo 28 Cuando Jacob regresa a tierra de Ur de los caldeos.

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook