Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

5 usuarios han respondido a esta entrada

1.
Merari Dijo : martes 22 de marzo de 2011 a las 4:41 pm    

Estimado Sergio es imposible leer esta escritura que hablas de los problemas de salud de Michelito y de su deceso y no llorar, apenas puedo comentar, pero te agradezco profundamente que nos hagas participe de esta anécdota vivida por ti, porque verdad que nos ayuda a entender que la voluntad de Dios siempre será la mejor, aunque nosotros no lo entendamos, y no queramos pasar por esos fuertes dolores, ese padre es digno de mi respeto, gracias una vez más, y cada vez quiero más de tu enfoque.
Bendiciones hermano querido

2.
Judith Dijo : miércoles 23 de marzo de 2011 a las 7:52 am    

Querido Sergio, la emoción me ahoga mientras trato de poner en palabras mis impresiones acerca de tu relato, que tan profundamente me ha conmovido. Siento el dolor de estos padres y elevo mi oración al Todopoderoso y amante Padre celestial, para que en este año que ha transcurrido haya llenado de consuelo y seguridad en la vida eterna, a estos sus hijos que han sufrido tan grande pérdida. Si la separación temporal puede doler tanto, cuánto más será esta separación… Considero cuán difícil también tuvo que haber sido para ti como pastor y hermano, estar al frente de los servicios fúnebres, y con cuánta necesidad habrás clamado por la fortaleza de Dios para poder impartir consuelo y esperanza a los dolientes. Gracias por compartir con nosotros tu enfoque acerca de este tema tan temible que es la muerte, y en especial si es la de un ser querido. Alabado sea nuestro Salvador Jesucristo que nos da la victoria al llenar nuestra alma de la seguridad de la salvación, por su resurrección. Dios te siga usando para bendecirnos. Tu hermana en Cristo, Judith

3.
zandra Dijo : miércoles 23 de marzo de 2011 a las 3:32 pm    

He leido cada uno de los escritos, mas bien me los he bebido, me encantan, pero no me atrevia,¿ pero quien no va a comentar despues de leer este impresionante escrito?, felicidades por escribir tan lindo y por compartir estos escritos tan lindos

4.
Liccy Dijo : lunes 28 de marzo de 2011 a las 5:27 pm    

La verdad es que es sumamente triste este relato, pero qué fe tan hermosa la de ese padre. Gloria a Dios.
Gracias Sergio por esforzarte cada semana por enviarnos tan valiosos enfoques «para acercarnos a Dios». Dios te recompense.
Saludos cariñosos para ti y los tuyos.

5.
Sergio Dijo : jueves 14 de febrero de 2013 a las 11:00 pm    

Muy apreciadas hermanas: ser pastor durante mucho tiempo, nunca llega a encallecer el sentimiento y la fe se estremece ante estos casos. Pero Dios da fuerzas y consuelo. Gracias por expresar tan sinceramente el dolor por estos padres. Dios les bendiga.

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook