Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

5 usuarios han respondido a esta entrada

1.
zandra Dijo : Sábado 4 de Septiembre de 2010 a las 3:52 am    

Querida Mirtha, nuestras oraciones han sido y son para que siempre sientan ese consuelo divino que solo nuestro padre puede darnos estos momentos duros de nuestra vida que tal pareciera que no podremos pasar, pero ahí esta El dandonos ese consuelo del que usted nos trasmite en su linda remembranza, y contando esta hermosa historia y recuerdo que Dios le a permitido gozarla y llevarla en su memoria, esos recuerdos a una madre no se le olvidan jamas. gracias por compartir con nosotros esta remembranza tan profunda Dios la siga bendiciendo a usted y a su querido esposo que tanto les amamos.

2.
~D Dijo : Sábado 4 de Septiembre de 2010 a las 11:12 pm    

Tía Mirtha, qué belleza! No tengo palabras para decir todo lo que siento. Te quiero mucho y mis oraciones están con ustedes.

3.
Merari Dijo : Domingo 5 de Septiembre de 2010 a las 12:15 pm    

Querida Mirtica
Esos recuerdos son reliquias, mis hijos se unían también cuando pequeños para hacerme regalitos, y James mi hijo era el de las poesías, se, cuanta dulzura guarda el corazón con esas remembranzas, gracias por hacernos partícipes de ellas, me encanto esa poesía, Otico dejo hermosos recuerdos dentro de cada uno de nosotros, admiro la fortaleza que Dios te ha otorgado, nuestro Dios es así de maravilloso, y esto nos afirma más en la fe.
Recibe mi gratitud con mi cariño sincero

4.
Liccy Dijo : Domingo 5 de Septiembre de 2010 a las 5:49 pm    

Qué dichosos somos los que tenemos la oportunidad de leer estas cosas tan preciosas y tan grandes. Gracias Mirtica, es maravilloso tener a Dios en el corazón. Dios le siga bendiciendo de esa manera tan excepcional.
Recibe un fuerte abrazo

5.
Milca Dijo : Martes 7 de Septiembre de 2010 a las 9:17 am    

Querida Mirtha, no había podido poner mi comentario, pues de verdad que arrancó muchas lágrimas de mis ojos este escrito tan bello. Le doy todos los días gracias a Dios por ese consuelo tan grande que les ha dado y por la fe y la esperanza de la vida eterna, porque si no fuera por eso, entonces sí que el dolor no pudiera soportarse.
Voy a aprovechar para felicitarla por ese himno tan bello que cantó, el sábado en la iglesia, en el programa de los ancianos. Lo cantó con mucho sentimiento y le quedó muy bello, me sentí muy bien, gracias.
Besitos.

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook