Temas Relacionados

¡Anúncialo!

Entra tu Digg

Anótalo a delicious

Hazle un Stumble

Ponlo en Technorati

Suscríbete a este tema

4 usuarios han respondido a esta entrada

1.
mercedes Dijo : viernes 6 de febrero de 2009 a las 2:28 am    

Gracias!

Muchas gracias! querido «Rincón», qué manera de compartir cosas tan buenas, provechosas y con un alto contenido espiritual,
(este Rincón está desbordando amor, demasiado amor)
todos los temas están de primera, muy oportunos para estos días y siempre, pues el amor de Dios es eterno.
no puedo, aunque me gustaría escribir un comentario por cada tema, pero si quiero mencionar «La entrega del amor de Dios», «No me mueve mi Dios para quererte», «Amar a Dios», la bella poesía de Minerva, el tema de Grisel, una belleza que escribió Judith, ese escrito finísimo de Liccy,…… bueno de las 5 amigas responsables de mi última adicción, bueno me emocioné un poco.
Dios les bendiga ricamente!.

2.
Judith Stone Dijo : viernes 6 de febrero de 2009 a las 10:25 am    

Querida Mercedes,
Gracias por todas tus expresiones de amor. Nos animas a continuar y personalmente quiero decirte que me alegro mucho de haber contribuido en algo a esta «adicción». Que Dios te bendiga y nuevamente gracias!!!

3.
Merari Dijo : viernes 6 de febrero de 2009 a las 10:51 pm    

Querida Mercedes,
Ya sé porque te emocionastes, pues «La entrega al amor de Dios» está grande, y nos invita a sumergirnos en ese amor, recuerdo ese himno que dice «Oh amor de Dios brotando está inmensurable eternal por las edades durará inagotable raudal»
Que Dios nos libre de la forma que poseemos la verdad, y seamos conquistadores de ese grande amor.
Gracias Rincón nos estamos edificando mucho.

4.
Liccy Dijo : sábado 7 de febrero de 2009 a las 9:08 am    

Este escrito está grande y hermoso. Quiero agradecerle a L. de T. que lo haya enviado y pedirle que siga contribuyendo con el Rincón.
Es verdad que cualquier actividad que realicemos sin amor «no sirve». Así lo dijo Pablo en 1 Cor. 13. Por eso, lo primero que debemos hacer es entregarnos a Su amor, para que después El nos pueda usar como verdaderos instrumentos para su gloria.

Comenta utilizando el servicio de usuarios del Rincón

Comenta utilizando el servicio de usuarios de Facebook